Colombia y Panamá en busca de soluciones a la controversia arancelaria y a los acuerdos de información tributaria

Panamá reclama a Colombia por el cobro del arancel del 10% y un cargo de 5 dólares por cada contenedor a las reexportaciones de calzados y textiles de la Panameña Zona Libre de Colón (ZLC), que Colombia viene cobrando desde el 2012.

Según autoridades panameñas, con el arancel a las reexportaciones se redujeron en un 30% las ventas a Colombia y se generaron dificultades económicas en la zona franca panameña.

Panamá por su parte profirió recientemente un decreto que elevó las tasas de importación de productos provenientes de Colombia, las flores por ejemplo tienen un incremento significativo en el arancel de importación, el cual pasó de 15% al 30%, el carbón mineral ahora tiene un arancel de 15% cuando antes era de 0%, el cemento sin pulverizar pasó del 0% al 30%. Los nuevos aranceles entraron en vigor a partir del 16 de agosto de 2016 y estarán vigentes hasta el 31 de diciembre próximo.

Sin embargo, tras el encuentro el pasado 16 de agosto de las cancilleres de Panamá y  Colombia, Isabel de Saint Malo y María Ángela Holguín, se propusieron llevar a cabo una reunión en las próximas semanas con el objeto de encontrar una salida a la controversia arancelaria lo antes posible y dar aplicación al fallo de la OMC.

Recordemos que Colombia tiene pendiente acatar el fallo de la OMC que ordenó desmontar el arancel cobrado por Colombia a los textiles, calzado y confecciones procedentes de la Zona libre de Colón, por estar por encima de los topes permitidos por este organismo internacional. Pese a la decisión, Colombia considera que el fallo entorpece las labores para atacar el contrabando y el comercio ilícito.

Por su parte,  Juan Manuel Santos presidente de Colombia, declaró en relación con el fallo, que continuarán tomando las medidas necesarias para proteger la cadena productiva, evitar la subfacturación y el lavado de activos.

En la reunión prevista para el mes de septiembre también se tratarán temas tributarios y de seguridad, según lo informó el presidente de Panamá Juan Carlos Varela.

En efecto, entre los dos países también se encuentra pendiente un acuerdo de intercambio de información fiscal, el cual tendría como consecuencia que Colombia no insista en incluir a Panamá en la lista colombiana de paraísos fiscales.

Este podría ser el tema más álgido entre los dos países por las tensiones que genera entre comerciantes, industriales e inversionistas.

Por otro lado, la canciller panameña confirmó igualmente la intención de mantener la frontera común entre Panamá y Colombia cerrada a los migrantes irregulares procedentes del Caribe, África y Asia para impedir su paso a los Estados Unidos.

 

Para más información acerca de las diferentes tasas arancelarias en efecto para Colombia, comuníquese con nuestros miembros Espinosa & Asociados.