Brasil puede tratar de adherirse a la OCDE

El presidente Michel Temer está realizando cambios en las políticas económicas de Brasil, incluyendo el acercamiento a los países desarrollados. A diferencia de los ex presidentes Lula y Rousseff, cuyas administraciones enfatizaban las relaciones económicas con economías emergentes vecinas, Temer planea dirigir el país en una dirección diferente. Él está buscando mejorar el futuro económico de Brasil abrazando el comercio con algunas de las economías más poderosas del mundo. Este movimiento es la razón por la cual algunos economistas especulan que Brasil está planeando unirse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un grupo consultivo económico de expertos basado en París.

Se sabe que el proceso de adhesión a la OCDE lleva años. Colombia, por ejemplo, está en proceso de convertirse en miembro desde 2013. Pero el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, ha confirmado la posibilidad de acelerar el proceso de adhesión para acomodar a varios actores globales clave como China,  Sudáfrica, India, Indonesia y Brasil.

Aunque impopular entre los brasileños, las políticas de austeridad del presidente Temer son vistas como intentos de seducir a los inversionistas extranjeros con la promesa de una economía más estable que favorezca el comercio internacional. Temer también ha concentrado sus esfuerzos en reducir la burocracia de Brasil ayudando a facilitar el proceso para los extranjeros que desean establecer negocios en Brasil.

Pero la famosa burocracia brasileña puede ser simplemente la piedra de tropiezo que dificulta su adhesión a la OCDE. La OCDE impone estrictos estándares de transparencia y establece pautas específicas de regulación tributaria que friccionan la economía tradicionalmente cerrada de Brasil y políticas fiscales laberínticas. Si Brasil es aceptado por la OCDE, sin embargo, será la economía en desarrollo más grande en ganar afiliación y el tercer país latinoamericano después de México y Chile.

Brasil ha estado involucrado con la OCDE desde hace varios años a través de su programa “Enhanced Engagement”. El programa fue desarrollado por la OCDE en reconocimiento al cambiante panorama económico que empuja cada vez más a las economías en desarrollo hacia el centro de la política económica mundial y el progreso.

En 2007, cuando Brasil se estaba estableciendo como una potencia económica moderna, se habló de que se convirtiera miembro de pleno. Esto también provocó la especulación de que Brasil saliera del G77, un movimiento que lo alejaría de una posición clave de influencia sobre el continente sudamericano. Sin embargo, esta vez, la idea de unirse a la OCDE es con el objetivo de aumentar el alcance económico de Brasil y fortalecer sus lazos comerciales en lugar de abandonar sus relaciones con los países vecinos.

Durante las próximas semanas, una decisión más concreta sobre el impulso de la adhesión de Brasil a la OCDE debe ser revelada.

Artículo original:  Brazil May Seek to Join the OECD

 

Para más información acerca de la oportunidades de inversión y negocios en Brasil, puede contactar a nuestros miembros Angélico Advogados