Convenio sobre Apostilla está ayudando a los inversionistas a usar documentos extranjeros en Brasil

Hacer negocios en Brasil es cada vez más fácil para los extranjeros. Mientras que los inversionistas aún enfrentan montones de trámites burocráticos, un cambio hecho por el gobierno brasileño el año pasado está teniendo un impacto profundo – la Apostilla.

Si alguna vez ha hecho negocios en Brasil, sabe cuál es la sensación cuando se trata de firmar documentos. Parece que cada documento necesita ser adecuadamente “autenticado” para que pueda ser considerado válido. Eso generalmente significa tener el documento notariado en Brasil en un cartório. El desafío, sin embargo, es para los extranjeros que necesitan documentos autenticados en el extranjero para su uso en Brasil.

Anteriormente, los extranjeros de los Estados Unidos, por ejemplo, tenían que llevar los documentos a un notario público en su estado antes de enviar los documentos al consulado brasileño apropiado para su legalización. Todo el proceso era confuso, consumía mucho tiempo y, dependiendo del número de documentos, era costoso. Pero todo esto ha cambiado.

El 2 de diciembre de 2015, Brasil se adhirió a la Convención del 5 de octubre de 1961 Eliminación del Requisito de la Legalización de Documentos Públicos Extranjeros. El 14 de agosto de 2016, la Convención entró en vigor. Brasil es actualmente uno de los 113 países que reconocen la Apostilla.

Ahora, el proceso es sencillo. A menudo referido como la Convención de la Apostilla, el acuerdo internacional simplifica la autenticación de documentos para ser utilizados en el extranjero. Las agencias gubernamentales locales, ya sea en los Estados Unidos o en otro país signatario, pueden emitir certificados de Apostilla que son reconocidos por instituciones en Brasil. La Apostilla elimina la necesidad de legalizar documentos a través del Consulado de Brasil.

Una Apostilla es un certificado que autentica el origen de un documento público. Cabe señalar que una Apostilla no garantiza la validez del contenido de un documento. Más bien, sólo significa que el documento fue emitido por una autoridad apropiada.

El objetivo de la Convención de la Apostilla es reducir la cantidad de trámites burocráticos que tienen que pasar los extranjeros para legalizar documentos como:

  • Certificados de nacimiento, matrimonio y defunción;
  • Poderes y testamentos;
  • Documentos de la corte para adopción, divorcio y derechos de custodia;
  • Documentos de instituciones universitarias y educativas; y
  • Autorizaciones de viaje.

La decisión de unirse a la Convención de la Apostilla es una gran ayuda para los negocios extranjeros, así como los residentes extranjeros en Brasil, la reducción de la inversión de los costos y el tiempo necesario para autenticar documentos públicos y privados.

Artículo original: Apostille Convention is Helping Investors Using Foreign Documents in Brazil

 

Para más información acerca de los requisitos para autenticar documentos brasileños en el exterior, nuestros miembros Angélico Advogados podrán asesorarlo.