Colombia, Brasil, Argentina, Bolivia y México se encuentran dentro de los países latinoamericanos con mayor dificultad para el cumplimiento corporativo

Por: Espinosa & Asociados

 

Colombia encabeza la desafortunada lista, siendo el segundo país en el continente americano y el sexto a nivel mundial en el ranking de países con alto nivel de complejidad para el cumplimiento de normas fiscales y contables, lo que representa un aspecto a tener en cuenta por las multinacionales y por inversionistas extranjeros, situación que sin duda se puede convertir en una barrera de acceso para nuevos inversionistas.

Dentro del estudio publicado por TFM Group, se analizaron legislaciones de 95 países de Europa, Asia-Pacifico, África, Medio Oriente y América.

La inestabilidad normativa en Colombia es uno de los factores que contribuyó para que alcanzara el segundo lugar en la clasificación, pues en menos de tres (3) años en Colombia se han aprobado dos (2) reformas tributarias, con textos complejos que dan lugar a diferentes interpretaciones.

En Colombia la reforma tributaria aprobada mediante la Ley 1819 de 2016, fijó nuevos porcentajes de sanciones y multas tanto a personas naturales como jurídicas, dentro de las que se encuentran multas por omisión en la presentación de la declaración de renta y complementarios sobre 20% del valor de las consignaciones bancarias o sobre el porcentaje de los ingresos brutos de la última declaración, también se establecieron multas por omisión en la declaración de IVA e Ipoconsumo del 10% de los ingresos brutos o de las consignaciones, sanciones por inexactitud en las declaraciones presentadas cuya multa es de un 100% de la diferencia entre lo que tenga que pagar y el saldo a favor que generó la omisión, presentar una declaración con errores por ejemplo, expone al contribuyente a una sanción de 15.000 unidades de valor tributario (UVT) que para este año 2017 representa $477 millones de pesos.

La reforma tributaria igualmente incluyó pena de prisión para los evasores que omitan activos por más de 5.000 millones de pesos e incluyan pasivos inexistentes.

A lo anterior, se suma la aplicación de la estricta normatividad laboral y pensional,  pues actualmente la llamada Unidad de Gestión Pensional y de Parafiscales (UGPP) en colaboración con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), está llevando a cabo auditorias en empresas e imponiendo severas sanciones en casos de incumplimientos.

Aunque los efectos reales de la reforma tributaria aún están por verse, lo cierto es que desde ya Colombia se encuentra en desventaja frente a otros países de América Latina como Chile o Perú, pues  temas como la inestabilidad normativa, la imposición impuestos sobre los dividendos de 5% sobre las utilidades a distribuir (que anteriormente eran ingresos no constitutivos de renta) y la eliminación de beneficios tributarios, son algunas de las razones por las cuales Colombia tiene a los inversionistas extranjeros caminando sobre la cuerda floja.

 

Fuentes:

 

 


Si tiene dudas acerca de cómo las diferentes leyes y reformas pueden afectar su negocio en Colombia, puede contactar a nuestros miembros Espinosa & Asociados.

 

 

Otras Noticias