China

La transformación que ha logrado China desde hace tres décadas, a través de sus nuevos lineamientos políticos y leyes, le ha permitido convertirse en una de las potencias económicas del mundo. De hecho, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que al cierre de este año la economía china crecerá un 8,4%, la Asamblea Nacional Popular (ANP) de China espera que el crecimiento económico de su país esté por encima del 6%, unas estimaciones bastantes positivas ante el escenario actual.

china-hero (1)

PERFIL DE CHINA

Descripción panorama económico del país

china-eco-2

Este gigante asiático se posiciona como la segunda mayor economía mundial, el mayor exportador de productos y la nación con las mayores reservas cambiarias del planeta. Este liderazgo ha sido posible gracias a demanda externa que se adapta a escenarios críticos y un consumo interno al interior de los hogares chinos que impulsa el crecimiento económico. Adicionalmente, el país goza desde hace varios años de una estabilidad política, económica y social, generando un escenario empresarial competitivo.

Este liderazgo se ha consolidado desde la puesta en marcha de su One Belt, One Road Initiative o BRI (Belt and Road Initiative), también conocida como la Nueva Ruta de la Seda, un proyecto de infraestructura a escala mundial que es el más grande y ambicioso de esta época. A través de esta iniciativa se diseñaron y han desarrollado dos grandes ejes, por un lado, esta una red infraestructura terrestre compuesta por seis corredores que uniría a China con los países de Pakistán, Afganistán, Turquía, Rusia, Kazajistán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán y del continente Europeo, cruzando por los países de los Balcanes, hasta llegar a París.

El otro gran eje está conformado por una robusta red marítima, con la que se busca el acceso a los productos de América Latina, África y Oriente Medio, que serían manejados y administrados por China a través de sus bases militares y puertos comerciales ubicados en los océanos Índico y Pacífico. De esta manera, China ha logrado una importante influencia económica y política en el mundo.

De acuerdo con las estimaciones del Banco Mundial, con la Nueva Ruta de la Seda es posible tanto impulsar el comercio internacional en un 9,7%, como reducir el tiempo en el transporte de las mercancías en hasta un 12%. De hecho, según los datos generados por el Gobierno chino, se destaca que, tras la implementación de su programa, el volumen total de comercio realizado entre los países que forman parte de la Nueva Ruta de la Seda ha alcanzado los 6.000 billones de dólares.

Tras su presentación al mundo en el 2013, son 130 naciones que han participado o se han involucrado de alguna manera en este acuerdo, lo que representa cerca del 42% del PIB global y un 78% de la población del mundo.

De esta manera, podemos ver que China es en la actualidad, un importante socio del mundo tanto para la gestión del comercio mundial, como para la financiación de importantes megaproyectos de infraestructura como puertos, carreteras, infraestructura sanitaria y redes de fibra óptica y digitales para impulsar y facilitar el comercio en línea en todo el mundo.

PERFIL DE CHINA

Por qué invertir en China

china-eco

Potencia económica emergente

Desde hace varias décadas el mundo ha sido testigo de la constante evolución de la República Popular de China, que ha evidenciado un total replanteamiento de su relación con el exterior y ha consolidado un gran crecimiento a nivel económico, demográfico y militar. De hecho, esta nación se ha convertido en el financiador del mundo. Todo esto lo ha logrado a través de la “Belt and Road” de China, también conocida como la Nueva Ruta de la Seda.

Este megaproyecto fue presentado por el presidente Xi Jinping en el 2013, durante una visita oficial a la Universidad Nazarbayev, en Kazajistán, donde dio a conocer su decisión de construir un cinturón económico alrededor de la ruta de la seda. De igual manera, en octubre del mismo año, el mandatario chino confirmó la incorporación marítima de este megaproyecto, denominado La Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, durante su participación en la Cumbre de Líderes económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Bajo esta iniciativa, China ha emprendido un ambicioso programa de préstamos o subvenciones de programas de desarrollo e inversión destinados a la construcción de plantas eléctricas, gasoductos, puertos, aeropuertos y vías ferroviarias en cerca de 138 países en África, el sureste y centro de Asia, Europa y América Latina

De igual manera, en el 2017 le fueron adheridas al programa dos iniciativas más: la Ruta de la Seda de la Salud y la Ruta de la Seda Digital. El anuncio fue hecho en el marco de una mayor conectividad sanitaria y digital euroasiática. Por esto, China se ha concentrado en la construcción de infraestructura de telecomunicaciones y hospitalaria, las cuales también ha dotado de equipos y de formación médica para los profesionales de la salud.

Además, China es el país con una de las mejores evoluciones económicas de los últimos 25 años con un promedio anual del 9,5%. De acuerdo con los datos del Ministerio de Comercio de China, la inversión extranjera directa (IED) en su área continental creció un 17,8 % interanual durante los primeros nueve meses de este año y alcanzando los 142.010 millones de dólares. Los sectores que más contribuyeron con esta cifra fueron los servicios y las industrias de alta tecnología. Las inversiones extranjeras provinieron principalmente tanto de los países miembros de la “Belt and Road”, como lo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA).

De esta manera, queda claro porque esta nación se ha convertido en un importante contribuyente de la economía mundial, que viene consolidando desde 1970 cuando implementó su política de reforma y apertura. Gracias al crecimiento constante se beneficiado por los planes de liberalización, el rápido desarrollo del sector de alta tecnología y la creación de zonas de libre comercio.

Ubicación geográfica única

De acuerdo con la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores español, China tiene una posición geográfica privilegiada en respecto al resto de los países asiáticos. Se encuentra localizada en el Este del continente asiático y al Oeste del océano Pacífico. Cuenta con una superficie terrestre de 9.600.000 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en el tercer país del mundo más grande en extensión, después de Rusia y Canadá.

Esta nación además de ser una de las más poblada de Asia Oriental posee 14,000 km de costa y comparte fronteras terrestres con 14 países. En su territorio se encuentran amplios y hermosos paisajes como praderas, desiertos, montañas, lagos y ríos. Mientras que en su capital Pekín existe una rica mezcla entre los sitios históricos como el complejo del palacio de la Ciudad Prohibida y la plaza de Tiananmén, con la arquitectura moderna actual, en la ciudad de Shanghái se encuentra el centro financiero global del país.

Asimismo, la icónica Gran Muralla China que recorre el norte del país de Este a Oeste es otro monumento histórico que ha conquistado al mundo por la belleza estética y la funcionalidad de la estructura, construida durante la dinastía Zhou para defenderse de los invasores mongoles. Desde esta nación se crearon y salieron al mundo grandes invenciones como la brújula, la imprenta, el primer sismógrafo y la pólvora, entre otros.

Estratégica red de infraestructura de transporte marítimo

China es ahora una de las naciones más importante del mundo en términos comerciales, ya que gracias a su dimensión territorial pose una amplia infraestructura portuaria que se extiende a lo largo de su litoral, donde tiene cerca de 350 puertos y sub-puertos o puertos auxiliares, a través de los cuales moviliza el 57% de la actividad comercial internacional en actividades como carbón, minerales importados y cereales.

Actualmente, con su megaproyecto de la Ruta Marítima de la Seda, China domina cerca de 100 puertos en más de 60 países. Por ejemplo, en este momento controla el 67% del puerto griego del Pireo, catalogado como la puerta de ingreso de los productos asiáticos a Europa. Esto evidencia la gran expansión de las empresas chinas en la red global de puertos.

De acuerdo con la Unidad de Logística Comercial de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), este tipo de acciones forman parte del amplio programa de inversión de los capitales chinos en obras de infraestructura en todo el mundo, con el objetivo de controlar las concesiones portuarias en puntos geoestratégicos para gestionar la circulación de los contenedores desde china al resto del planeta. Con este acceso a los puertos extranjeros le facilitan a China desarrollar y gestionar las redes comerciales para incrementar sus ganancias.

Inversionista del mundo

A través de la implementación de “Belt and Road” (BRI) o también conocida como la Nueva Ruta de la Seda, China ha logrado consolidar una importante red comercial con Asia, África y Europa, donde cerca de 70 países han sido incluidos en esta iniciativa que cambiando el orden mundial actual.

En esta relación, el país asiático ha invertido capital en la realización de imponentes megaproyectos como puentes, puertos, líneas de ferrocarril y carreteras en todo el mundo, lo que le ha facilitado expandir su influencia y conectividad. Es así como en lo que va corrido de este año, las inversiones directas chinas presentaron un incremento interanual del 13,8 %, alcanzando los 7.430 millones de dólares.

Desde la perspectiva del intercambio comercial entre china y los países miembros de su ruta, alcanzó los 9,2 billones de dólares, desde su lanzamiento hasta la fecha. Tras la realización de la quinta Exposición Internacional de la Ruta de la Seda, llevada a cabo en China, se concretaron varios acuerdos de cooperación que implicarán una inversión aproximada de 24.500 millones de dólares. En total son 72 proyectos firmados en los que están la educación, la modernización de la agricultura y tecnología.

Junto con esto, China ha firmado Tratados de Libre Comercio en Latinoamérica con Perú, Chile, Costa Rica, Nueva Zelanda, Singapur y Pakistán. Adicionalmente, forma parte de organizaciones como:

  • El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC)
  • Organización Mundial del Comercio (OMC)
  • Acuerdo Comercial Asia-Pacífico (APTA)
  • Organización Shanghái (SCO)
  • Acuerdo de Asociación Económica Más Estrecha (China, Hong Kong)
  • Tratados de libre comercio (TLC) de China
  • Zona de Libre Comercio ASEAN

Finalmente, el país asiático ha anunciado la ratificación del Tratado de Libre comercio RCEP que está conformado por los diez miembros de la Asean (Birmania Tailandia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Singapur, Filipinas, Indonesia, Laos y Malasia), así como, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda. Este acuerdo representará cerca de un tercio de la economía mundial, y alcanzará unos 26,2 billones de dólares.

Mercado en crecimiento

El mercado interno de China es el más grande del mundo y sigue en crecimiento pese a la crisis financiera. Un aspecto interesante es que cuenta con más de 1.300 millones de clientes potenciales, que representan aproximadamente el 19.5% de la población mundial, y de las cuales 400 millones poseen una renta per cápita igual a la media europea.

De acuerdo con el programa con el que China está conquistando al mundo, podemos establecer tres grandes puntos que soportan al nuevo modelo de crecimiento como son: lograr la prosperidad común, alcanzar la tecnología autosuficiente en el marco de estrategia de doble circulación (promover el crecimiento combinando la demanda doméstica y las exportaciones e inversiones extranjeras), y finalmente conseguir la implantación de la neutralidad en carbono.

Adicionalmente, China ha empezado incluir en su radar de operaciones a América, donde ya es el segundo inversor más importante de Latinoamérica, y como tal, tiene vigentes más de 13 acuerdos de doble imposición y de protección de inversiones con los países de la región.

Mano de obra altamente calificada

Es bien sabido que China además de ser la fábrica del mundo, es también el centro de estudios y de negocios de las grandes empresas internacionales. Además, representa una base productiva de bajo costo con un enorme potencial de trabajadores con la actitud para aprender y reinventarse.

De acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas chino, su nación cuenta con cerca de 880 millones de personas entre los 16 y 59 años en edad laboral, evidenciando la abundancia y calidad de la mano de obra del país.

De acuerdo con el informe de la consultoría global McKinsey del 2021, debido a la transformación generada por la automatización del trabajo y la digitalización de la economía China, cerca de 220 millones de trabajadores de este gigante asiático, es decir un 30% de su fuerza laboral tendrán que recualificarse y hasta cambiar de ocupación para el 2030. Es así como están surgiendo la demanda de nuevos empleos como son técnicos en innovación y desarrollo, personal en el sector servicios, trabajadores manufactureros, profesionales en construcción y en el sector agrícola.

Si bien es cierto que el valor de la mano de obra barata en China es un punto atractivo para inversionistas o empresarios del mundo, porque hace bastante competitivas las manufacturas chinas, se debe destacar la gran capacidad de infraestructura integral de esta nación asiática, pieza clave para la producción y el desarrollo de cualquier tipo de producto a gran escala.

Principales impuestos

A continuación podrá encontrar algunos de los principales impuestos de China, si desea conocer al detalle la información tributaria del país puede descargar nuestra App Global Taxes. 

economia-colombia-3

25%

Impuesto sobre Sociedades

10 al 15%

Impuestos pequeñas empresas

9 al 13%

Impuesto al valor agregado / IVA

3 al 45%

Impuestos ingresos mensuales

Sectores de interés y oportunidades de mercado

Estos son los sectores que ofrecen más oportunidades de inversión en el país y que cuentan con el respaldo del gobierno para su desarrollo. 

perfil-15

Líder en agricultura

China además de ser el país más poblado del planeta, porque alberga la quinta parte de la población mundial, también representa la cuarta parte de la producción total de alimentos en el mundo. Asimismo, esta nación además de ser es el mayor productor, también es el más grande consumidor de productos agrícolas como arroz trigo, soja, maíz, cebada, tomate, papas, té y algodón, entre otros. Según estimaciones del Banco Mundial, el sector agrícola empleó al 24,7% de la población activa en 2021 y tuvo una participación del 7,1% del PIB, a pesar de que sólo el 15% del suelo chino, es decir unos 1,2 M km², es arable.

De esta manera, China buscan mantener una extensión de 110 millones de hectáreas dedicadas a la producción de granos que superará los 600 millones de toneladas. Actualmente, esta nación tiene cultivadas 134,88 millones de hectáreas de tierra, donde 117 millones de estas están sembradas con cultivos de granos.

Por lo tanto, esta nación lidera la producción agrícola del mundo por volumen y ocupa el segundo lugar como gran importador agrícola del planeta por valor; este importante segmento emplea un tercio de la fuerza laboral del país. El Gobierno chino le otorga una gran importancia al sector y busca su modernización a través de un incremento de la producción y una mejora de las infraestructuras. Por ello continua con reformas para conseguir economías de escala, más eficientes y con tecnología avanzada.

De esta manera, al incrementarse la producción esta nación, también aumentó su capacidad de acopio con la construcción de modernas plantas de almacenamiento de granos y la modernización de las plantas más obsoletas. De esta manera, se han generado estructuras que pueden llegar a albergar 670 millones de toneladas de productos.

icons-ganado-48

Ganadería de exportación

China lidera la cría de ganado ovino, porcino y la producción pesquera en el mundo, llegando a producir cerca del 50% de la totalidad de la carne de cerdo que se consume en el planeta. Con el objetivo de mantener este segmento productivo, el Gobierno ha establecido una serie de planes para lograr la transformación, modernización y diversificación para promover el incremento de la productividad.  

De acuerdo con el estudio elaborado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), el mercado chino de ganado vacuno y porcino alcanzará un buen comportamiento a finales de este año. Por ejemplo, la producción porcina alcanzó casi los 600 millones de animales, mientras que del lado ganadero se llegaron a los 97 millones de cabezas. Esto se logró gracias a la iniciativa de las grandes empresas productoras por la centralización de la producción, la modernización de sus instalaciones y la implementación de las medidas de bioseguridad. 

Por su parte el sector avícola está en proceso de transformación y sujeto a la estandarización y la modernización en China, ya que tanto la seguridad alimentaria y la salud de los animales son aspectos prioritarios para su Gobierno. Según USDA la producción avícola alcanzaría los 102,9 millones de toneladas y el consumo estaría sobre los 99,6 millones de toneladas, lo que evidencia una buena oferta.   

Por lo tanto, China quiere cooperar más con inversionistas occidentales puesto que estos tienen una experiencia amplia en eficiencia, seguridad alimentaria y proyectos a gran escala. Con ello se busca incorporar explotaciones a gran escala y prácticas avanzadas para dar respuesta a la progresiva demanda de productos de carne ovina y porcina producida de manera sostenible. 

perfil-39

Silvicultura y pesca

Sin lugar a duda, con un litoral de 14.500 kilómetros y con recursos propios en sus aguas y flotas en varios países, China es la primera potencia pesquera del planeta y representa cerca de un tercio de la producción pesquera total del mundo. Desde hace 20 años aproximadamente lidera las exportaciones de pescado y productos pesqueros destinados al consumo humano, lo que representa una aportación al sector primario del 11% total.

La potencia asiática posee en sus mares con unas 3.000 especies marinas, donde solo se pescan comercialmente más de 150, entre las que se destacan peces como los sables, el verdel, las anchoas y algunas especies de camarones y cangrejos.

De otro lado, China también cuenta con un fuerte sector de acuicultura, donde la cría de peces en estanques y lagos propios logra más de la mitad de su producción. Actualmente están produciendo especies como la trucha arcoíris la tilapia, el pez gato, el salmón plateado o la perca de río.

Pese a la disminución de la producción de la pesca de captura en China, las previsiones indican que su producción mundial subirá levemente debido a un incremento de la producción en otras zonas si los recursos locales se gestionan adecuadamente.

El sector tiene una estrategia gubernamental bien definida que está logrando el control de los caladeros y holdings pesqueros más importantes del mundo.

Nuestros asesores en China

pamir-law-logo

Pamir Law Group

Pamir Law Group es una firma de abogados y consultoría de negocios especializada en proveer servicios de asesoría legal y negocios internacionales en Asia por más de 30 años.